Crisis lleva al municipio de Osa a despedir personal de mantenimiento y construcción

La crisis económica agravada por la Covid-19 obligó a la Municipalidad de Osa a despedir a 26 colaboradores de las áreas de mantenimiento y construcción de aceras y alcantarillados, así como a interinos.

Aunque el despido era la última opción para no afectar a más familias, la situación económico a lo interno del municipio se volvió insostenible y hubo que tomar medidas.

Proyecciones apuntan a que este año este municipio del sur dejará de percibir unos ¢1.000 millones, adelantó el alcalde Alberto Cole.

El cierre de las fronteras, como medida sanitarias ante el brote de coronavirus, es lo que más ha impactado a esta comunidad, que vive principalmente del turismo, gracias a las bellezas naturales que posee.

Esa situación tiene al comercio sin trabajo desde hace cuatro meses y eso reduce los ingresos del gobierno local por concepto de patentes comerciales.

Justamente el despido de los trabajadores de mantenimiento y construcción se dio por la necesidad de suspender algunos de los proyectos que se tenían en agenda, producto del recorte en los ingresos, expuso Cole.

“Hemos tenido una merma considerable en los ingresos, solo en ingresos directos vamos a tener una dificultad superior a los ¢1.000 millones y eso no nos va a permitir cumplir las obligaciones salariales de los trabajadores”, mencionó Cole.

Por ahora, la esperanza para poder terminar este año se centra en poder materializar los recursos que les aprobaron en abril pasado, provenientes del superávit operativo de Judesur y que aún están en trámite.

Este fondo comprende un giro de ¢1.500 millones a los cinco cantones del sur, por lo que a cada uno le corresponden ¢300 millones para poder atender la crisis.

Concretamente Cole adelantó que empleará el dinero en el cumplimiento de responsabilidades como salarios y pago de servicios públicos, para así poder mantener los servicios básicos en operación.

Sin embargo, el alcalde reconoce que ese monto significa para el gobierno local una tercera parte para cubrir las dificultades que van a tener durante el año.

Justamente para enfrentar la crisis, el municipio ha tenido que disminuir gastos.

Danny Canales
dcanales@difusionydesarrollo.com