Gobiernos locales activos en la atención de la emergencia causada por huracán Eta

Aparte de trabajar en la reactivación de la golpeada economía por los efectos de la pandemia, a los gobiernos locales se les suma la nueva preocupación de atender la emergencia por las fuertes lluvias causadas por el huracán Eta.

En Hojancha, por ejemplo, se vive una de las situaciones más graves sobre todo en la red vial nacional, que ha obligado a concentrar los esfuerzos en la apertura de los sitios más impactados.

“Adicionalmente tenemos problemas serios en las rutas cantonales, sin embargo, las mismas lluvias impiden rehabilitar el paso en algunas zonas”, lamentó Eduardo Pineda, alcalde de Hojancha.

Por su parte, Alberto Cole, alcalde de Osa, advirtió que el cantón registra un aumento en la frecuencia e intensidad de las lluvias y la amenaza de inundaciones, que llevó al gobierno local a desarrollar un protocolo para la población afectada.

“En general estamos 24/7 en atención de una emergencia más como lo ha sido la afectación de Eta en nuestro país”, dijo Cole.

Así mismo, en Nicoya fue necesario habilitar albergues.

“El Comité Municipal de Emergencia de Nicoya no ha cesado en atención de esta emergencia que ha afectado sobre todo el ingreso a Nosara, esta comunidad está incomunicada, estamos intentando la intervención de un camino comunal con maquinaria municipal para llegar a esta zona que además tiene un albergue con más de 150 personas”, afirmó Carlos Martínez, alcalde de ese cantón.

Las alcaldías coordinan la atención de estas y otras emergencias en el marco de los Comités Municipales de Emergencias, en donde converge el trabajo de distintas instituciones como la Comisión Nacional de Emergencias, el Ministerio de Salud, entre otros, explicó Karen Porras, directora ejecutiva de la Unión Nacional de Gobiernos Locales (UNGL).

La influencia indirecta de Eta sobre Costa Rica ha persistido con condiciones de temporal en la costa Pacífica y el Valle Central, donde las lluvias son de variable intensidad, en particular en las penínsulas de Nicoya y Osa.

El Instituto Meteorológico Nacional emitió una advertencia especial por la saturación de los suelos en las regiones de la vertiente del Pacífico, en los cantones de Nandayure, Nicoya, Liberia, Carrillo y Hojancha, en el Pacífico Norte; Buenos Aires, Coto Brus y Osa, en el Pacífico Central; Parrita y Quepos, en el Pacífico Sur.

Danny Canales
dcanales@difusionydesarrollo.com