Cartago, Belén, Coto Brus y Naranjo sobresalen en estudio sobre permisos de construcción

Si bien este año se dio un aumento considerable en cuanto al incumplimiento de los permisos municipales de construcción, hay cuatro cantones que sobresalieron por estar al día.

El reciente estudio elaborado por el Colegio Federado de Ingenieros y de Arquitectos de Costa Rica (CFIA) sobre “Construcciones sin permiso municipal”, encontró que el 100% de las construcciones inspeccionadas en Cartago, Belén, Coto Brus y Naranjo cumplían con este requisito.

Ser beligerante en que las personas y las empresas cumplan con el permiso municipal es fundamental en ambas vías. Por un lado, les garantiza ingresos frescos a los gobiernos locales pues las construcciones pagan un 1% del valor de la obra y, por el otro lado, le brinda seguridad al constructor de no estar erigiendo el proyecto en una zona de alto riesgo

Además, incumplir este trámite municipal expone a los propietarios de la obra a una multa que podría alcanzar el 50% del valor de la construcción y hasta a la demolición de lo desarrollado, destacó Olman Vargas, director ejecutivo de CFIA.

Los cuatro cantones que cumplen destacan en un informe que alertó que casi el 40% de los proyectos inspeccionados en el primer semestre del año, a nivel nacional, no contaba con el permiso municipal.

Igualmente se encontró que la ilegalidad es una tendencia en franco crecimiento, ya que, mientras en 2015 el grado de cumplimiento era del 85%, en 2017 bajó a 78%, en 2019 llegó al 70% y para este año cayó a 61%.

Guanacaste es la provincia que mostró el peor resultado, con un incumplimiento del 69% de los permisos, siendo Bagaces el peor cantón en ese rubro con un 86% de construcciones en la ilegalidad.

Del otro lado está Cartago, como la provincia con el mejor resultado. Ahí el 78% de las construcciones tiene el permiso municipal exigido y el cantón central sobresale con un 100% de obras en la legalidad

La poca capacidad municipal para realizar inspecciones, el no cobrar multas por incumplimientos y trámites y engorrosos para proceder con la demolición de las obras ilegales son algunas causas que llevan a que cada vez menos personas realicen los trámites municipales, revela el estudio.

Para este informe se realizaron 1.262 inspecciones, un promedio menor que los anteriores por consecuencia de la pandemia, de las cuales el 80% correspondió a obras habitacionales. La muestra abarcó el 63% de los cantones.

Danny Canales
dcanales@difusionydesarrollo.com