Diputados atienden preocupación de alcaldes y evitan recorte de fondos proveniente del impuesto al banano

Los diputados atendieron la preocupación de los alcaldes del caribe y desistieron de recortarles ¢930 millones a los gobiernos locales de los cantones productores de banano, provenientes del impuesto que se aplica a cada caja de esa fruta comercializada.

La intención del gobierno de disponer ese fondo para otro fines fue denunciada la semana anterior por Mangel McLean, alcalde de Siquirres, en una entrevista con ECO Municipal.

El gobierno había justificado el recorte en que la crisis económica ocasionada por la Covid-19 en Costa Rica afectó la exportación bananera.

Sin embargo, esa posición fue desmentida por los alcaldes y confirmada por Corporación Bananera Internacional y certificada por la Contraloría General de la República.

“El recorte atentaba contra la continuidad de más de 80 proyectos comunales distribuidos entre los 7 distritos del cantón de Siquirres. Sin incluir las decenas de proyectos de los restantes cantones del caribe y algunos del Sur del país”, advirtió McLean.

Y es que detalló que el dinero recibido por el impuesto al banano, permite que las comunidades mejoren su calidad de vida a través de proyectos de infraestructura en espacios públicos, centros educativos, centros de salud, programas deportivos y culturales dirigidos a zonas rurales.

Además financia programas de atención de emergencia, servicios de recolección de desechos sólidos,  aseo de vías, cementerio y otros.

“Reconocemos la importancia del sector productivo bananero, el cual es fuente primaria de empleo en nuestros territorios; entendemos que en tiempos de crisis, y en este caso de pandemia se deben tomar decisiones complejas desde la perspectiva social y financiera, lo que no entendemos es por qué recortar recursos a los cantones que más los necesitamos”, cuestionó el alcalde siquirreño.

McLean denunció, a su vez, que el gobierno está cargando el recorte presupuestario en los municipios y no en el gobierno central, pues dijo que además incluyó un fuerte recorte al presupuesto para el programa de mantenimiento vial cantonal.

“Los alcaldes del Caribe esperamos el apoyo de los diputados y diputadas y del gobierno central para que se materialice la solicitud de recibir el total de los recursos del impuesto del banano, así mismo seguiremos apoyando al gobierno central desde la primera línea de acción contra el Covid-19. No obstante, emprenderemos las gestiones para defender cuando sea necesario el régimen municipal y por consiguiente a nuestros cantones”, concluyó McLean.

Danny Canales
dcanales@difusionydesarrollo.com