Entendimiento entre regidoras y alcalde daría nueva oportunidad a policía municipal en Tibás

El proyecto para crear una policía municipal en el cantón de Tibás vuelve a tomar fuerza, tras un entendimiento entre el concejo municipal y el alcalde del cantón.

La noche de este jueves ambas partes discutieron en el programa ECO Municipal Radio sobre el incidente que provocó que no se aprobaran los recursos para la creación de este cuerpo de seguridad por una gestión tardía de la alcaldía.

Participaron las regidoras Lizzette Rodríguez Gamboa y Liliana Beer Rodríguez y posteriormente entró en vivo el alcalde Carlos Cascante. También se contó con el apoyo de Alex Gen Palma, abogado especialista en materia municipal y colaborador del programa radial.

Tras conocer las posiciones se concluye que todo se trató de una situación en la que las dos partes tenían y no tenían razón a la vez, pero que se acrecentó por la falta de asesoría legal que tiene el Concejo desde hace más de tres años.

Todo surgió en la sesión que tuvieron los regidores el martes pasado, en la que no se aprobaron los ¢68 millones presupuestados para financiar la primera fase de la policía por un atraso del alcalde Carlos Cascante, en presentar el manual de perfiles para que se le aprobaran cinco plazas para los nuevos policías. Ese día conocieron el presupuesto ordinario con el que la municipalidad financiará sus programas del próximo año.

Cuatro regidores rechazaron los recursos aduciendo que hubo error de forma y fondo pues no contaron a tiempo con la información de los perfiles y que, en cumplimiento del Código Municipal, no podían aprobar recursos sin tener listas las nuevas plazas. Así lo consideraron las dos regidoras antes mencionadas e Isidro Arias Rojas e Ivonne Bertrand Carranza, quienes votaron en contra de la propuesta.

Es por eso que deciden destinar los ¢68 millones a la reparación del sistema eléctrico del edificio municipal, ante el riesgo de una tragedia que pueda afectar la vida de los más de 200 funcionarios que laboran en el gobierno local y los cientos de usuarios que lo visitan a diario.

La posición del alcalde fue distinta. Para él, el Concejo pudo aprobar el presupuesto sin haberse terminado el proceso de creación de las plazas y dejarlo congelado hasta que se contara con los oficiales nombrados, para poner así poner a funcionar a la policía de inmediato.

Hubo un elemento que ayudó a aclarar este asunto y fue la participación del abogado Alex Gen Palma, especialista en materia municipal tanto por su experiencia como ex regidor, como por asesorar al concejo Municipal de la Intendencia de Colorado de Abangares.

En su intervención, el abogado reconoció que en efecto no se puede poner a funcionar la policía municipal sin haberse cumplido con la presentación y aprobación de los perfiles que permitiera la creación de las plazas, que fue el argumento del Concejo Municipal.

Pero también señaló que se pudo haber aprobado el presupuesto ordinario con los recursos para la policía y utilizarlo en el momento en que se completara la creación de las plazas, como defendió Cascante.

Las conclusiones que surgieron de este programa fueron positivas para el cantón por dos razones.

Por un lado, hubo un compromiso de la alcaldía y las dos regidoras en conseguir financiamiento para enviar un presupuesto extraordinario a la Contraloría para financiar la policía, bajo el argumento de emergencia en seguridad.

Y, por otro lado, y más importante aún, surgió el compromiso de crear más plazas de policías para dotar a Tibás de un cuerpo de seguridad más robusto.

“Nosotros queremos una policía municipal y no solo cinco oficiales, yo deseara que fueran más, destacó la regidora Rodríguez, quien cuestionó que en el presupuesto sólo están destinando ¢700 millones para obras, teniendo ¢8 mil millones disponibles.

Por su parte, la regidora Beer dijo que el compromiso por la policía municipal es tal que desde el 1º de agosto de 2017 aprobaron la moción para implementarla y la alcaldía aún no ha cumplido el acuerdo.

Por su parte, Cascante llamó a pasar la página y a buscar la manera de conseguir los recursos y a terminar de modificar los perfiles para crear las nuevas plazas para contar con policía municipal en 2020.

De mantenerse este acercamiento se contaría con los votos suficientes para crear la policía, pues se tendría el apoyo de, al menos, cuatro de los siete regidores que tiene ese concejo municipal; toda vez que en la votación del presupuesto ordinario para la policía dos regidores habían respaldado la tesis del alcalde.

Danny Canales
dcanales@difusionydesarrollo.com