Poás tiene superávit de casi ¢500 millones que le permitirá atender servicios básicos este 2021

La Municipalidad de Poás, en Alajuela, cerró el año pasado con un superávit operativo cercano a los ¢500 millones que le servirán de colchón para atender proyectos y servicios básicos este año.

Principalmente son recursos que no se invirtieron el año anterior por precaución ante las consecuencias que podría sufrir el presupuesto de este año, por la eventual caída en la recaudación por los efectos de la pandemia por la Covid-19, destacó Heibel Rodríguez, alcalde del cantón.

Aseguró que, contrario a lo esperado, incidió también el hecho de que tuvieron una recaudación de impuestos mayor al esperado, pues sólo en bienes inmuebles se recaudaron ¢100 millones más a lo esperado, y a que se redujeron los gastos corrientes por el cierre de oficinas por las medidas sanitarias y el teletrabajo.

Igualmente, se guardaron los recursos que estaban destinados a atender programas sociales que no se llevaron a cabo por la pandemia.

“Me alegra decir que el único servicio que se nos quedó un poco por debajo fue el de agua potable, con un déficit como de ¢40 millones producto de que por decisión del gobierno central no se podía cobrar, pero eso dinero se va a cobrar en 18 y 24 meses por arreglos de pago”, destacó el líder local.

Justamente el superávit le permitirá contar este año con un presupuesto un poco mayor al del año anterior, lo cual le permitirá atender los servicios y programas de una mejor manera.

“El presupuesto 2021 es un 4,82% menor al de 2020, pero cuando incorporemos el presupuesto extraordinario a partir de los recursos que quedaron en el superávit, tendremos un poco más de recursos que en 2020” detalló el alcalde.

Así se garantizan recursos para atender los servicios básicos como la recolección de desechos tradicionales y no tradicionales, el servicio de agua potable, la limpieza y mantenimiento de los espacios públicos y vías, entre otros.

Danny Canales
dcanales@difusionydesarrollo.com