Ley impulsada por el diputado Gustavo Viales les permitió a los municipios del sur salir adelante en 2020

Una iniciativa impulsada por el diputado puntarenense Gustavo Viales es lo que le está permitiendo a los cantones del sur salir a flote.

El proyecto dotó a cada uno de los cinco municipios de la zona sur de ¢300 millones para compensar el hueco económico que sufren como consecuencia del brote y así poder atender los servicios básicos esenciales y emergencias durante la pandemia, así como compromisos asumidos.

Con esto, los vecinos de estos cantones pueden seguir recibiendo servicios a pesar de que los ingresos de los cantones cayeron fuertemente.

Por ejemplo, en el caso de Corredores, uno de los cantones beneficiados con esos recursos, registró una caída de más del 40% en los ingresos el año anterior, afirmó su alcalde Carlos Viales.

“Le damos las gracias al diputado Gustavo Viales de que, en beneficio de las municipalidades de la zona sur, tomo la iniciativa de destinar dineros del superávit de Judesur para transferirlas a las municipalidades de la región”, destacó el líder local de Corredores.

Agregó que esos recursos le permitieron a su municipio poder cerrar en cero en 2020, por lo menos cerrar en cero en 2020.

Igualmente, la Municipalidad de Osa reporta una disminución de ingresos por el orden del 30%, estimó Alberto Cole, alcalde de la comunidad, lo cual solventó con los recursos destinados por Judesur y por otra iniciativa que aprobada por los diputados que les permitió echar manos a superávits que venían arrastrando.

“Esos dineros nos permitieron hacerles frente a situaciones especiales que tienen las municipalidades con compromisos de gastos fijos y salarios (…) y poder terminar el año más o menos en tablas, sí tenemos un pequeño déficit, pero pudimos cumplir con todas las metas que teníamos planteadas en obras públicas y servicios y en programas y proyectos y al final quedamos satisfechos con el resultado”, dijo Cole.

El hueco financiero en los gobiernos locales se generó por la dificultad de algunos contribuyentes de pagar sus impuestos y patentes, muchos de los cuales se vieron obligados al cierre de sus establecimientos por la caída de sus ingresos como consecuencia de las medidas sanitarias que, en algunos momentos, implicó el cierre del comercio.

Además, por la reducción de las transferencias del gobierno central de los recursos destinados, entre otras cosas, para el mantenimiento de la red vial cantonal.

Aparte de Corredores y Osa, el proyecto de ley impulsado por el diputado Viales asistió también a las municipalidades de Coto Brus, Golfito y Buenos Aires.

Los dineros girados a los gobiernos locales para enfrentar la emergencia sanitaria provienen de las utilidades de Judesur, un fondo que se nutre principalmente de los recursos generados por el Depósito Libre Comercial de Golfito.

Danny Canales
dcanales@difusionydesarrollo.com