Paridad horizontal, principal reto de las mujeres políticas en Costa Rica

Fomentar la participación en puestos de elección popular y el liderazgo de las mujeres en la política, así como hacer cumplir la paridad horizontal en puestos de elección popular, fue el primer tema a tratar en el I Conversatorio sobre la Agenda de la Mujer Política, organizado por la Red Costarricense de Mujeres Municipalistas (RECOMM).

En el encuentro participaron cuatro mujeres que han logrado superar diferentes obstáculos en la política, y que actualmente influyen positivamente a la sociedad desde diferentes áreas y puestos de poder. Ellas son: Cindy Quesada, ministra del Instituto Nacional de la Mujer (INAMU); Carolina Delgado, diputada y presidenta de la Comisión de la Mujer; Marlene Mora, presidenta del Foro de Mujeres Políticas; y Karen Porras, presidenta de la RECOMM.

La ministra del INAMU abrió la conversación indicando que “para que podamos caminar en democracia debe haber una paridad”, siendo para ella el principal reto para las mujeres políticas de nuestro país en la actualidad. Este principio, como lo indica el Código Electoral, establece que todas las delegaciones, nóminas y demás órganos políticos estarán integrados por un 50% de hombres y 50% de mujeres, y, en aquellos casos donde haya un número impar entre el total, la diferencia no podrá superar a 1.

Sobre este tema, la diputada Delgado, aseguró que quedó demostrado que obligar a los partidos políticos a ir con papeletas paritarias se tradujo en una Asamblea Legislativa más igualitaria, con lo que, a su vez, permitirá lograr puntos de equilibrios sociales.

Sin embargo, como presidenta de la Comisión de la Mujer, Delgado también dejó ver otra realidad: “ka mayoría de partidos políticos no tienen organizaciones de mujeres, es un tema que al interior de los partidos no se discute. La única manera es que venga una imposición desde afuera y que les diga que hay que aplicar la paridad”.

Por su parte, Mora afirmó que “muchos partidos políticos manipulan a las mujeres y las utilizan en sus campañas; sin embargo, al momento de incluirlas en las papeletas quedan en última prioridad”.

Una de las principales razones a la que se le atribuye la falta de paridad política es el proceso de autorregulación partidaria, potestad otorgada por el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE).

Otro de los motivos que podría afectar ese apoyo a las mujeres en la política, recae en que el estatuto o mecanismo de paridad no está en las Juntas Directivas, Comités Ejecutivos o Comisiones Políticas, los cuales son los órganos de toma de decisión, donde se discuten los temas, se genera la agenda y se establece la ruta de las campañas de los partidos políticos.

En este sentido, y con miras a las próximas elecciones municipales, la RECOMM está trabajando con cada una de las filiales para hacer un llamado a la responsabilidad de todos los involucrados, desde partidos políticos hasta el TSE.

“Nosotras tenemos que ir aprendiendo a ser más beligerantes… Cuesta mucho hacer bloques, pero creo que las mujeres día a día nos vamos empoderando más y nos vamos apropiando de estas luchas que tenemos que dar” comentó Porras, presidenta de la red.

Actualmente se discute en el Plenario el proyecto de ley 21.151, texto que estudia la política de paridad y alternancia en el proceso electoral costarricense.

“La reforma y planteamiento que le estamos haciendo es que cada partido político por autorregulación pueda establecer su propio mecanismo para definir la paridad horizontal, y que lo garantice por puesto, es decir, alcaldías, regidurías, sindicaturas y concejales. Esto ampliará la posibilidad de participación de las mujeres en todos los partidos” afirmó la diputada liberacionista.

Para ver completo el I Conversatorio sobre la Agenda de la Mujer Política puede ingresar a este ENLACE

Gustavo Delgado
gdelgado@difusionydesarrollo.com