Proyecto de cooperación internacional y municipalidades buscan reverdecer áreas urbanas

El nuevo proyecto de Transición hacia una Economía Verde Urbana (TEVU) busca beneficiar a más de 2 millones de personas de la Gran Área Metropolitana (GAM), que representan aproximadamente el 80% de la población nacional. En él se estarán involucrando  miembros de la Unidad Técnica del TEVU y autoridades de 20 municipalidades.

Con una inversión de más de $100 millones por parte del Fondo para el Medio Ambiente Mundial (GEF) y sus contrapartes nacionales, el TEVU proyecta  restaurar 2000 hectáreas de tierras afectadas, la protección de aguas subterráneas y mejorar el hábitat de especies urbanas amenazadas, así como reducir las emisiones de Gases de Efecto Invernadero.

Jorge Ocampo Sánchez, presidente ejecutivo del Instituto de Fomento y Asesoría Municipal (IFAM) indicó que “las municipalidades son el motor de la recuperación económica verde y ante la coyuntura actual, están ampliamente comprometidas con mitigar y adaptar sus territorios contra los efectos del cambio climático mediante la aplicación de política pública local y una planificación urbana integrada y sostenible”.

Este ambicioso proyecto país busca mitigar los efectos de la degradación urbana y ambiental, así como el cambio climático que afectan a los habitantes del Gran Área Metropolitana. Incluyen acciones de movilidad activa para el disfrute pleno de la ciudad y el mejoramiento de la salud pública.

“Hoy Costa Rica sigue innovando con los fondos GEF en este proyecto de ciudades resilientes al cambio climático y la degradación ambiental. El trabajo del Ejecutivo con los gobiernos locales es un cambio de paradigma en la gestión ambiental”, manifestó el CEO del Fondo para el Medio Ambiente Mundial, Carlos Manuel Rodríguez.

Costa Rica a través de los años ha sido ejemplo mundial en recuperación de áreas boscosas y en la ampliación de áreas de conservación, sin embargo, en esta ocasión este plan país apuesta a la intervención ambiental de las ciudades, y colocará a Costa Rica  junto a  otros países que están convirtiendo sus ciudades en espacios sostenibles y amigables con el ambiente.

Entre las comunidades beneficiadas del TEVU figuran: Paraíso, Oreamuno, Cartago, La Unión, Curridabat, Montes de Oca, Goicoechea, San José, Tibás, Belén, Flores, Santo Domingo, San Pablo, Heredia, Alajuela, Santa Bárbara, Barva, San Rafael, Desamparados y Alajuelita.

Fabiana Quirós Dobles
fqdo@eco.com