Nueva República apostará al desarrollo inmobiliario en La Unión para reactivar la economía

Construcción de hoteles, de edificios residenciales verticales y de empresas bajo el régimen de zona franca, será uno de los pilares del plan de reactivación económica que impulsaría el Partido Nueva República, de alcanzar la alcaldía del cantón de La Unión, Cartago, en las elecciones del próximo 2 de febrero.

Será una actividad con la que procura crear fuentes de empleo y activar el comercio mediante la venta de materiales de construcción y otros negocios dentro del encadenamiento que genera la actividad.

Para ello, Robert Barrantes, el candidato que postuló el partido para esa alcaldía, anunció como una de sus prioridades la actualización del “arcaico” plan regulador.

Y es que, a su criterio, no es posible que en La Unión se restrinja la construcción de edificios de más de tres plantas, mientras cantones vecinos como Curridabat, muestran un programa de desarrollo inmobiliario impresionante con grandes construcciones.

“El partido que está ahorita en la municipalidad tiene 14 años de estar ahí y no han podido desarrollar el cantón; aquí no es posible desarrollar un edificio de más de tres pisos, da pena cuando entramos a Curridabat y vemos esas torres y me pregunto por qué no podemos hacerlo en La Unión; eso causa indignación”, lamentó el aspirante a la alcaldía por Nueva República.

Por esas situaciones y no por la falta de interés de los empresarios en invertir en el cantón, es que La Unión muestra un gran rezago, lamentó Barrantes, quien aseguró que ha recibido el compromiso de desarrolladores de invertir en desarrollos inmobiliarios, con la condición de que se les brinden las facilidades que les permitan la construcción de edificios con las características que requieren.

“Tengo gente interesada en traer hotelería, pero tenemos un plan regulador que es arcaico”, comentó el candidato, al tiempo que aseguró que eliminando las trabas que impiden el desarrollo se logrará posicionar a La Unión no solo como destino un destino turístico, sino también como un cantón dormitorio y como la base de operaciones de grandes empresas que operen bajo el régimen de zonas francas.

En la misma línea de reactivar la economía del cantón en procura del bienestar de la población, Barrantes adelantó la creación de un programa de reducción de trámites municipales mediante la innovación tecnológica para agilizar la creación de empresas.

Danny Canales
dcanales@difusionydesarrollo.com